SLO  EN knjige biografija intervjuji in recenzije v branje foto posnetki domov
kontakt poezija proza na kraju zapisano/written on site drugi teksti BRANJA IN NOVICE
 
+ 9.11.2016
Berlin, Allianz Stifung
+ 30.10.2016
Marburg, Literaturhaus
+ 29.9.2016
Odessa International Literature Festival, Ukraina
+ 28.10.2016
Diagonale, Bremen
+ 26.10.2016
Kiel, Literaturhaus
+ 24.10.2016
Ptuj, gimnazija
+ 21.10.2016
Frankfurt Bookfair, Arte
+ 5.10.2016
Akademie der Kuenste, Berlin, Verwundetes Europa
+ 25.9.2016
Graenzgaenger Festival. Stuttgart
>>
KAMEN / DE / ANG / ESP
PESEM IZ: KNJIGA TELES, 2010
EL LIBRO DE LAS COSAS / A / Gato / Mingitorio / Chocolate / Me(n)ta / Mondadiente / Sal / Salmones
EL LIBRO DE LOS CUERPOS / * / ** / *** / **** / ***** / ****** / ******* / ******** / ********* / **********
ŠE / ang
PIŠE, POSTAVLJA ZNAKE
KOT V SEKSU

*****

En el pueblo, los niños temíamos al hombre que no hablaba. Jorobado, de vez en cuando sólo
emitía una risa sorda. En varias ocasiones alguien le tiró a escondidas una piedra mientras
todos nos íbamos al otro lado de la calle, cuando se nos acercaba cojeando lentamente. Murió
silencioso y solitario, como vivió, y hasta hoy sigue siendo el único habitante de mi pueblo,
cuyo nombre nunca llegué a saber.
El lobo de dos cabezas en el Kunstkamera de Pedro el Grande, Ritta y Christina Parodi en el
Musée National d’Histoire Naturelle de París, los pares de fetos en formaldehído en el Museo
de Historia de la Medicina de la Charité en Berlín. La teratología no ha sabido responder si
estas criaturas son lo doble que ha crecido junto, o lo uno que no ha llegado a bifurcarse hasta
el final. ¿Qué pronostica para ellos el proyecto del Creador? Los no natos que llevan siglos sin
poder morir. No es misteriosa la muerte, sino el nacimiento.
Hace años fui al laberinto de los espejos en el Prater de Viena. Mi imagen, gordo en un
espejo, en otro alargado hasta el techo, en el tercero con mi cabeza y la reflejada en el espejo
hinchadas, riendo a carcajadas. Me apoyé en uno de los espejos, buscando la salida. Nuestros
cuerpos crecieron, quizá nunca antes se habían separado y los espejos solo estaban allí para
esconder la dimensión del tiempo.
El camino pasa por la casa adosada inglesa en la que una vez tuvimos nuestro hogar. Durante
año y medio no vi a nadie que entrara o saliera por la puerta de al lado. Solo a veces, en
mañanas claras o después de la lluvia, traspasó la delgada pared un llanto masculino, tan
desesperado que un escalofrío me atravesó hasta los huesos.
El mayor misterio son las uñas. Las corto una y otra vez pero salen, rebeldes, fuera de la
carne. Como si temieran al cuerpo. Sugieren que yo también le temo, que sospecho a quién
esconden los órganos mudos. Después leo que en Dinamarca, en el año 1995, en la autopsia
del cerebro de un muchacho, se encontraron restos de 21 fetos, sus hermanos y hermanas no
natos.
El misterio es el nacimiento.

 
© 2008 Aleš Šteger